ÉRASE UNA VEZ – Pilar González Navarro #RevistaDemencia

Poema en Video

Érase una vez…

Así empezaban antes los cuentos, bueno ahora se les llama relatos o micros según lo largos que sean, es que no entiendo yo mucho de esto. Así que bien asesorada me constaba, decidí escribir uno. Cogí lápiz y papel porque yo aún soy de esas y me dije: “venga que puedes, escribe un relato”. Y así lo hice, empecé.

Érase una vez, érase una vez, érase una vez, y no se me ocurría nada.

.

Miré al suelo y vi una hormiga pero no me llenó, así que miré bajo la cama en busca de inspiración y normal, solté los avíos de escribir y me puse a limpiar. Digamos que las bolas de pelusas, eran ya nación hasta con parlamento, comercios, en fin, de todo lo que lleva implícito una civilización, vamos… que no le faltaba detalle. Una vez terminé, volví a retomar la escritura del relato pero como a mí todo lo que es inventado, me gusta leerlo pero no me sale, pues comencé de nuevo.

.

Érase una vez, érase una vez…

Cuando ya iba a desistir, me quedé perpleja y a la vez intrigada pero sin miedo. Eso no sé lo que es. El texto se estaba borrando sólo frente a mis ojos, ¡no lo podía creer! Una vez desaparecidas todas las letras, lo intenté de nuevo. Esta vez la letra me salía horrorosa del tembleque que tenía en la mano y escribí: “Érase una vez”. Comenzó a borrarse casi ya, al ritmo que intentaba escribir. Entonces (no miedo), más sí algo parecido me invadió, porque además suelo escribir de noche.

.

Tragué saliva, poca, porque casi no me quedaba y lo intenté otra vez. Escribí: “Érase una vez” y para mayor asombro, a la par que se borraba, el cuaderno solo, porque el boli lo tenía yo y medio comido (por cierto de puro nervio), escribió solo: “Ya fue”, como contestando a lo que yo escribía, así que escribiendo, le pregunté: “¿el qué?”.

Eso no se borró, digo yo que para facilitar la conversación escrita. Casi sin respiración y sin apenas moverme, esperé la respuesta. Y así fue, tras el pertinente guion de diálogo, el cuaderno contestó: “todo, ya lo soltaste todo, ya te quedaste limpia de palabras no dichas, las has escrito, estás erre que erre con lo mismo siempre”.

.

Ya no había saliva que tragar, así que fui a beber agua. Al volver, cientos de signos de interrogación llenaban ya la siguiente página pero no quise  pensarlo demasiado, se había pasado sola como diciéndome: “¡contesta!” Con el lápiz ya cogido lo justo para que no cayera pero sin apretar, contesté: “yo escribo lo que siento en forma de poesía, en ella vierto mi alma, mi vida”. Los segundos de espera a la contestación se me hicieron interminables.

.

Esta vez tardaron las letras algo más en aparecer, pero finalmente el cuaderno escribió: “Sí, pero ya te sobra poesía y te falta vida, comienza a vivir más y a contar historias nuevas, fantasea, imagina. Esta te la regalo, la próxima escríbela tu sola”. Me invadió una emoción enorme y mis lágrimas terminaron de borrar lo escrito. Y llevaba algo de razón.

Érase no sé si será, pero que me regaló un relato, no me lo negarán. Es eso o que estoy loca perdida… ¡Vaya usted a saber!

.

 

Advertisements
ÉRASE UNA VEZ – Pilar González Navarro #RevistaDemencia

2 thoughts on “ÉRASE UNA VEZ – Pilar González Navarro #RevistaDemencia

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s